Imprimir esta página

Emotiva presentación del libro "Leyendas y relatos de nuestro pueblo" del vicegobernador Lima

Emotiva presentación del libro "Leyendas y relatos de nuestro pueblo" del vicegobernador Lima Fotos: Mario Contreras

En la tarde del jueves 7 de noviembre, Abel Fleming, Juez de Cámara Federal, realizó la presentación del libro “Leyendas y relatos de nuestro pueblo” de autoría del vicegobernador Marcelo Jorge Lima, en el Auditorio Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson.

“Para prologar este libro, primero y necesariamente, tuve que hablar de su autor. El doctor Marcelo Lima tiene una larga trayectoria pública. Ejerció importantes cargos en la provincia de San Juan, entre los que se encuentra intendente de la Ciudad de San Juan y vicegobernador de la provincia, durante el período de mayor desarrollo de su historia” señaló Fleming.

Luego, agregó “Marcelo Lima es una persona querida por sus partidarios y respetado por sus adversarios, se distinguió siempre por su vocación por el diálogo, el respeto al otro. Es un hombre de vasta formación y cultura, incursionó en la literatura escribiendo cuatro obras de contenido político, en las que a la vez expresa un emotivo compromiso personal”.

Acto seguido, recordó “cruzamos a mula la Cordillera de los Andes, por la senda Sanmartiniana de los Patos Sur, en ocho oportunidades y compartimos las sendas de la Cordillera, en Salta, más de una vez. Gaucho por elección, lo vi interesarse por las cosas criollas y atesorarlas con la mayor devoción”.

“Dije que para prologar esta obra debía, antes intentar una brevísima semblanza del autor porque Marcelo Lima, ya hombre maduro, nos muestra con este pequeño libro donde está su corazón. Después de un largo camino recogiendo estas pinceladas de vida nos permite ver, a través de sus ojos, lo que de verdad importa, esas pequeñas sabidurías de los humildes. Y en ellas, cada trozo de tierra de su San Juan” manifestó el Juez Federal.

“La obra que presento es tan solo el síntoma de algo todavía más vasto y singular. Un hombre formado en los claustros universitarios que, a lo largo de su vida, alternó en importantes recintos con los personajes de la época, no sólo de San Juan, sino de la Argentina grande; y ya sobre el tercer tercio de su vida, se detiene, mira para atrás y recoge las flores que le dio su tierra. Nos las presenta en pequeños relatos y sucesos, permitiéndonos conocer esa porción de Cuyo a través de sus arquetipos, mujeres y hombres simples, con gran sabiduría que, generosos, regalaron y regalan a aquél que, con respeto, se les acerca fraterno”.

“De su mano nos acercamos a “La minga”, “El Arreador de vizcachas”, “El afinador de acequias”, “La médica de la alfalfa”, “Leoncio el cirujano”, “El boticario de la cordillera”, “Ángel, el meteorólogo”, “El Gringo”, “Juanico y el valor del dinero”, “La viveza criolla de Florencio”, “Picapedrero cantautor” y “Orlando y la sal” destacó Fleming .

“Con prosa amena y de lectura fácil conocemos a los personajes como si los tuviéramos frente a nosotros. Marcelo Lima escoge aquellas vivencias e historias, del valor del ser humano, que le fueron significantes. Pero una vez despabilados, podemos salir al encuentro de un universo mayor. Es por aquí que transita, a mi juicio, la mayor valía de este libro. Es como si alguien nos tocara levemente el hombre y nos dijera que nos detuviésemos y miráramos a nuestro alrededor”.

Por último, Abel Fleming concluyó “Marcelo Lima salió a recorrer el mundo, y deliberadamente lo hizo por la geografía de San Juan. Allí lo encontró más nítido y deseable que cuando anduvo por lejanas y ortodoxas rutas del turismo universal. Los invito adentrarse en ese espacio y a completarlo, mirando aquella persona, que cada uno de los lectores, ya sea en el campo o en la ciudad, seguro que tiene cerca y todavía no la vio”.

Palabras de Marcelo Lima

Luego de la presentación que hizo Abel Fleming, el vicegobernador Lima agradeció la generosidad de sus palabras y seguidamente expresó “este libro tiene muchas partes, muchos hacedores, si bien es cierto que la parte material la desarrollé yo, cuando Abel me mandó el prólogo, con toda sinceridad le contesté que hubiese querido imprimir solamente el prólogo, con eso bastaba. Debo agradecerle también la participación, la preocupación y ocupación al Fondo Editorial, a Sandra Luna, por todo el trabajo. Los dibujos de Verónica Idemi, muchas gracias”.

“Este libro está escrito a modo de ensayo, este género literario lo he elegido por las características y la libertad que me permite adentrarnos en una temática, si bien es cierto con fundamentos pero cierta libertad que genera el autor. Y es un ensayo, un pequeño grupo de anécdotas y leyendas recogidas en vivencias personales, algunas de ellas con mis hermanos por distintas geografías de nuestra provincia. Y allí pudimos encontrar cosas y atesorarlas, cosas que tienen que ver con la valoración de gente de campo, de gente que tiene el paisaje adentro. Y que tienen, además de esto, como dice García Lorca, un cultura en la sangre”.